Reputación Online y las redes sociales

La reputación online es fundamental para toda empresa que quiera tener éxito en las redes sociales... bueno, y en cualquier sitio.

Hoy en día, no importa lo que hagamos, el dinero que invirtamos, las tácticas y acciones que implantemos y llevemos a cabo en nuestro negocio, el personal más cualificado que contratemos, las herramientas que utilicemos si nuestro cliente tiene una mala imagen de nosotros, o, lo que es lo mismo, si tenemos una mala reputación online.

Por desgracia, todavía quedan muchas empresas que temen entrar en el mundo digital por desconocimiento, y ese desconocimiento es el que les lleva a pensar equivocadamente, como por ejemplo, pensar que cuando estamos en redes sociales somos carne de cañón. Piensan que el usuario se va a ensañar de forma increíble y despiadada con nuestra marca si abrimos un perfil en Facebook y otro en Instagram, lo que, por otro lado, según muchos, no vale para nada.

Entrar en Redes Sociales es exponerte, sí.

Es cierto que al sumergirnos en el mundo de las redes sociales, la marca se expone y mucho, pero eso no significa necesariamente algo negativo, sino al contrario. Es una forma de mostrar a nuestra audiencia y clientes potenciales que somos una marca moderna, efectiva y social.

Algo que argumentan mucho aquellos que aún son escépticos sociales, como me gusta llamar a quienes aún se resisten a las Redes Sociales, es que no quieren que hablen de ellos, que todo el mundo pueda ver de un simple vistazo las críticas de otros usuarios y que no quieren tener una “hoja de reclamaciones online”. Es fácil, para evitarlo sólo hay que gestionar la comunidad de manera adecuada.

Por otro lado, las personas hablan entre ellos, recomiendan marcas y productos y critican duramente a las marcas que no cumplen sus expectativas, no hablan bien de las marcas que no ofrecen un buen servicio de atención al cliente, y, para una marca, lo mejor es saber si se está hablando de ella y cómo para poder solucionar los problemas y salir fortalecida de la crítica, convirtiendo al usuario insatisfecho en un posible prescriptor de la marca.

Así pues, no es válido el argumento de no entrar en redes sociales para evitar críticas, puesto que ya que nunca llueve a gusto de todos y tarde o temprano van a hablar de nosotros, mejor tener localizados los focos del fuego para poder apagarlos con una jugada maestra por nuestra parte y así solucionar los posibles conflictos que eso nos genere.

reputación online

No, lo peor no es que hablen mal de nosotros

Pese a lo que muchas personas puedan pensar, lo peor que nos puede pasar no es, ni mucho menos, que hablen mal de nuestra marca, sino que no hablen, directamente, o bien que hablen mal y nosotros seamos ajenos al descontento de nuestros clientes, ya que poco a poco ese descontento va creciendo y puede desembocar en un auténtico problema de reputación online para nosotros que puede ocasionar la pérdida de la confianza del cliente, y, por consiguiente, grandes daños económicos.

Por todo esto, cuidar nuestra reputación online y las redes sociales son un modo perfecto de tener controladas todas las conversaciones que se generan cuyo objeto es nuestra marca, y ya sabemos que más vale prevenir que curar. Más vale monitorizar y estar en Redes Sociales de una forma fuerte y efectiva que apagar un fuego de una forma increíble.

Si hablan mal de nosotros generando mala reputación online, es porque alguien cree que hemos hecho algo que no debíamos. El Social Media nos permite analizar nuestras acciones y conocer la opinión y las preferencias de nuestra comunidad. Es una herramienta efectiva para evitar una crisis de reputación de nuestra marca.

Si te ha gustado comparte en tus redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Suscríbete a nuestros boletines

Si quieres estar informado y al día de todas nuestras novedades y promociones

No esperes más para Activar tu Negocio

LLEVA TU NEGOCIO AL SIGUIENTE NIVEL